El cerrojazo nacional (con premeditación y alevosía)

El martes 11 de junio de 2013, el pueblo griego asistía estupefacto al cierre de la televisión griega pública nacional  ERT, avisando de este hecho con sólo unas horas de antelación.

televisión griegaNegro. Eso fue lo que se encontraron los griegos el martes cuando sintonizaron sus televisores para contemplar, como siempre su televisión nacional. Y aunque pareciera más el título de una macabra película porno, podríamos haber titulado ‘El negro más doloroso de los griegos‘.

Pero no. No se debe a eso, sino a una decisión tomada por el Gobierno de un país, tal y como informa la web de elmundo.es, de manera sorpresiva “y por la tarde”, haciéndose efectivo a la medianoche. La noticia ha caído en los medios europeos, entre ellos los españoles, como un jarro de agua fría.

¿Qué significa romper con la misión de servicio público de una televisión estatal? La respuesta es obvia: dejar la televisión y el consumo de información del país en manos privadas. Eso no es malo en sí, si existe una televisión pública detrás que informe de los intereses de las inmensas minorías (que diría Juan Ramón Jiménez) ya que las privadas programarán lo que comercialmente les sea más rentable, al carecer de obligación (aunque sea ética, no nos olvidemos de ‘La Primera’  emitiendo ‘Noche de fiesta’) de ofrecer un contenido cultural más amplio, y a dar difusión a temas de mayor calidad, aunque eso signifique en cierta manera renunciar a suculentos beneficios. Aunque no tiene por qué haber causa-efecto entre “televisión pública” y calidad, como comprobamos con el prestigio de los informativos y la excelente calidad de las series de la BBC inglesa.

La televisión griega ERT será sustituida por otro organismo “moderno, con mucho menos personal”, como si tener muchos trabajadores,  sobre todo veteranos, fuese algo anticuado. Los trabajadores de ERT -en torno a los 2.600- serán despedidos y percibirán las indemnizaciones correspondientes. Los empleados que quieran trabajar en el nuevo organismo podrán presentar su candidatura, ha dicho el portavoz sin precisar cuál será el tamaño de la plantilla del futuro ente.

La respuesta no se ha hecho esperar y los trabajadores han “tomado las instalaciones”. ¿Qué les espera, después de que Europa proponga que España y Grecia hagan otra reforma laboral? Y sobre todo a nosotros, por aquello de ‘Cuando las barbas de tu vecino veas cortar…’

Nosotros hemos visto un pequeño atisbo en Telemadrid, cuya plataforma de trabajadores Salvemos Telemadrid no ha tardado en lanzar  un comunicado de apoyo a sus colegas griegos. En Canal Nou (también televisión regional pública) ocurrió algo parecido. E incluso Canal Sur prescindió de su segundo canal para ahorrar gastos. ERES realizados a personal que presumiblemente, ha pasado una oposición. Evidentemente esto sirvió para los medios afines a un partido político u otro echar tierra encima a los gobiernos de las comunidades, según el color que gobernara, abandonando la regla no escrita en periodismo de ‘Perro no come perro’ ¿Seremos los siguientes en ver morir una televisión pública?

televisión giegaA los dictados de una Europa cada vez más desunida, siguiendo los consejos de una Merkel cada vez menos humana, Simos Kedikoglou, portavoz del Ejecutivo, afirmó que la ERT se trataba de un medio “derrochador” y “opaco” (para el que entienda griego, dejamos el enlace a la propia web de la cadena con el comunicado).

La pregunta es: ¿opaco para quién?

Continúa con: “tiene un coste tres veces superior, en algunos casos hasta siete veces superior, a otros canales, y una plantilla cuatro veces, incluso seis veces, superior a sus rivales y una audiencia inferior” y “el pueblo griego no está para vacilaciones”.

¿Pero el pueblo griego sí puede soportar recortes a la libertad? Cada vez que muere un medio, muere un poco el periodismo, que se nutre de los múltiples enfoques que pueden ofrecer los periodistas de una misma noticia.

Incluso se arguye que las privadas tienen menos personal. ¿Estamos presenciando una privatización del periodismo? En el caso griego está claro. En España, hace poco recibimos la noticia de que TVE podría volver a tener publicidad, para disgusto de las privadas. Esto también depende de lo que diga Europa.

¿Qué implica eso? ¿Se plantea una privatización de los canales públicos? ¿España lo hace poco a poco para no armar escándalo y en Grecia, que no tienen nada ya que perder porque se lo han quitado todo, puede hacerlo a las bravas? ¿Cómo va a afectar a los griegos este cerrojazo nacional? Y sobre todo, ¿qué les parece que lo hayan hecho con premeditación, alevosía y sin preaviso?

---------------------------------
¿Te ha gustado el artículo? Comparte y difunde a través de las redes sociales
¡Ayúdanos dándole un meneo!

Share

Acerca de

De acá y de allá, poetisa sin rumbo fijo y timonel de los sueños de la infancia.

Publicado en El balcón de Nínive Etiquetado con: , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*