Sí, yo también ‘Postureo’

Aunque ya hablamos de ello, el postureo es algo que merece más de un artículo. ¿Saben por qué se posturea? ¿Quién lo hace y por dónde se difunde?

Cuando el ser humano parece estar evolucionando de manera tecnológica como nunca, cuando la ciencia confirma el descubrimiento del Bosón de Higgs, cuando la comunicación parece haber pasado cualquier frontera, ya que según el profesor Pérez Tornero vivimos en continua fragmentación del espacio/tiempo de la comunicación, con todas sus ventajas y, por supuesto, desventajas, para llegar a una continua aceleración y deshumanización. Es entonces cuando el ser humano da una nueva vuelta de tuerca para retroceder décadas. Como aquel defecto propio que no gusta y que guarda en un rincón, saca del baúl de los recuerdos una antigua actitud y reinventa una palabra. El ‘postureo‘.

La hace una ‘actitud de moda’ y, si antes lo que se llevaba era ser ‘vintage‘ (ahí tenemos los filtros de Instangram) o cool, o incluso hipster, ahora lo que ha revolucionado Twitter es esta actitud, que bien recuerda a los señoritos andaluces de hace cincuenta años.

postureo

Pero lo peor es que cree que se ha inventado algo. No, señores no, el postureo no es ni más ni menos que la “apariencia”, en este caso una apariencia mal construida que da lugar a que los demás “cacen” rápidamente al fantasma. Y no hablamos de los fenómenos paranormales precisamente. Esto ya lo habían inventado antes.

El refranero lo resumió en ‘dime de lo que presumes y te diré de lo que careces’ y  ‘El Quijote’ de Cervantes es una crítica a las novelas de caballería, y en cierto modo, al postureo de su época. ¿Y qué decir de la magistral, sublime y maravillosa película ‘Bienvenido Mister Marshall’? Además de un retrato de la época, hace una perfecta definición del postureo más exquisito

Sin embargo, en esta ocasión al Humano 2.0 le ha hecho gracia “el palabro”. ¿Por qué? Porque las redes sociales tienen mucho de esto, de presumir, de mostrar a todos lo bien que se cocina, o lo bien que se lo pasa uno. Porque en el fondo, se trata de ‘venderse como marca’ (branding), aunque a veces al usuario, se le vaya el asunto de las manos.

Incluso hay quien ha creado un  blog, (fantástico por cierto) que se llama www.postureo.com. El postureo también ha dado para infinidad de entradas en blogs  y artículos, incluyendo éste que nos ocupa.

Pero vayamos más allá. ¿Por qué en este momento se le da culto a la apariencia? ¿Por qué ahora, que el mundo está sumido en una crisis profunda tanto económica como de valores (y no hablamos de valores religiosos)? ¿Es sano vivir de la pose? ¿Es realmente lo único que no nos pueden quitar? ¿Es a lo que aspira el humano cuando no puede consumir? ¿Necesita presumir el hombre para ser feliz? Y lo más importante, ¿quién está libre del postureo? ¿Volvemos a depender del qué dirán, o es que nunca nos liberamos de él?

El que esté libre de pecado…. ya sabe. Por que sí, lo confieso… Yo también ‘postureo’ aunque no estoy dispuesta a dar culto al palabro y mucho menos, a la actitud.

---------------------------------
¿Te ha gustado el artículo? Comparte y difunde a través de las redes sociales
¡Ayúdanos dándole un meneo!

Share

Acerca de

De acá y de allá, poetisa sin rumbo fijo y timonel de los sueños de la infancia.

Publicado en El balcón de Nínive Etiquetado con: , , , , , ,
0 Comentarios en “Sí, yo también ‘Postureo’
2 Pings/Trackbacks para "Sí, yo también ‘Postureo’"
  1. […] embriagados de reggaeton que desestiman todo lo que suene a ‘viejo’ o démodé, pero fascinados por lo […]

  2. […] sólo ocurre en el mundo digital. Esto es tan antiguo como el humano y de él bebe el llamado postureo (recordemos tenemos a los vendedores de elixires mágicos o crecepelo del Oeste). El gran Ramón […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*